75 años construyendo Iglesia

Es para mí un motivo de gozo el poder anunciaros este feliz aniversario de nuestra parroquia   que durante setenta y cinco años ha sido testigo de numerosas experiencias de fe y de encuentros con Dios y con los hermanos. Sucedió en junio del año 1946. Ahora, y en este 2021 se cumplen los setenta y cinco años.

Sería bueno que este acontecimiento no pasara desapercibido. Es una buena oportunidad para que lo que queda de año demos gracias a Dios porque ha sido bueno con nosotros y nos ha llamado a la vida de la fe, formando parte de su Iglesia en este templo de Santo Domingo de Guzmán. Gracias también a todos los que hicieron de este templo piedras vivas, con nombres concretos dentro de la familia de los Carmelitas, a todo el pueblo cristiano, a los que la vieron construirse, colaboradores y bienhechores, y a otros muchos que celebraron su bautismo, primera comunión, confirmación, a los que se casaron y a los que partieron a la casa del Padre.

Es un momento también para seguir impulsando la obra ya comenzada, mirando el futuro con mucha esperanza, confiados siempre en el gran arquitecto de esta casa, el mismo Señor, que nos acompaña siempre e inspira nuestros pensamientos y vela nuestra acción de cada día, bajo el amparo y guía de la Virgen del Carmen y de la Candelaria. Que las palabras de santa Teresa sean el verdadero espíritu que guíe a nuestra parroquia por los mares de nuestra vida: “Ahora comenzamos, y procuren ir comenzando siempre de bien en mejor”.

Ángel F. Mellado