“OBRAS SON AMORES Y NO BUENAS RAZONES”

¿De qué sirve a uno, hermanos míos, decir que tiene fe, si no tiene obras? El apóstol Santiago nos interpela con esta pregunta y nos impulsa a hacer de nuestra fe un camino hacia el servicio, en nuestro caso, dirigido a todos aquellos hermanos nuestros que no cuentan con los mismos derechos que hemos tenido nosotros (educación, sanidad, etc.) por el simple hecho de haber nacido en un lugar distinto.

Entramos en octubre, el mes misionero, en el que celebramos la campaña del DOMUND. Este año, con el lema “cuenta lo que has visto y oído”. El equipo misionero sabe lo importante que es vivir y compartir la fe y desde la oración esa vivencia se hace aún más especial, porque a través de ella conectamos con Dios; pero también con nuestros hermanos y hermanas de otros continentes y sus necesidades. Con el convencimiento de que allí donde nuestros esfuerzos no lleguen sí que llegarán nuestras oraciones y con el deseo de que nuestras obras, como decía el apóstol Santiago, den siempre muestras de nuestra fe.

Hace poco tuvimos la oportunidad de disfrutar de una película, cuya reseña puedes encontrar en este enlace. VIVO –que es así es como se llama la película- nos ha inspirado y nos ha hecho entender la necesidad de compartir en comunidad parroquial nuestro carisma misionero. De ahí que a partir de este sábado 2 de octubre y todos los primeros sábados de cada mes, tras la Eucaristía de las 18.30, nos reunamos en vigilia de oración ante el Santísimo. Les animamos a participar.

Equipo Misionero MLATHO