PREPARAR LA CUARESMA

La cuaresma, del latín “quadragésima”, es el “cuadragésimo día antes de la pascua”. Es un tiempo que empieza el próximo Miércoles de Ceniza (es el 17 de febrero, día de ayuno y abstinencia) y finaliza el Domingo de Ramos. Son 40 días de preparación para la gran fiesta de la Pascua, tiempo para limpiarnos de todo lo que nos aleja de Dios. Es, por tanto, un tiempo de conversión y de penitencia. Los viernes de cuaresma son días especialmente penitencias (días de abstinencia y días adecuados para meditar la pasión del Señor (ejercitarse en el Vía Crucis). La cuaresma tiene cinco domingos más el Domingo de Ramos (Domingo de Pasión). Es un tiempo muy propicio para hacernos un pequeño plan de revisión y chequeo de nuestra vida en relación con Dios, con los demás y con nosotros mismos.