UN SÍNODO PARA TODOS

Sueño con una Iglesia… fueron las palabras del papa Francisco dirigidas a todos los cristia-nos, en la exhortación Evangelii Gaudium, es una invitación a soñar con la Iglesia que estamos llamados a ser. Por este motivo, nos convoca a un Sínodo para el año 2023, con el deseo de que participen todos los miembros de la Iglesia.

No cabe duda de que es un acontecimiento del Espíritu, estamos ante algo grande, que nos implica, el Espíritu Santo nos necesita, no podemos estar pasivos, se nos pide nuestra colaboración. Ahora ha llegado el momento, es el tiempo de caminar juntos hacia algo nuevo, hacia una Iglesia renovada y que nos renueva a todos nosotros, es un tiempo revitalizador que produce en nosotros alegría y esperanza. Éste es el camino que Dios quiere para la Iglesia de este tercer milenio.

Aprovechemos esta gran oportunidad, de soñar con una Iglesia que no pase lejos de las heridas del hombre y una Iglesia misericordiosa; lo que la Iglesia necesita con mayor urgencia hoy es una capacidad de curar heridas y dar calor a los corazones de los fieles, cercanía, proximidad; la Iglesia como un hospital de campaña, dice el papa Francisco.

Ahora tenemos la oportunidad de participar en este gran acontecimiento de la Iglesia, un Sínodo para todos, conscientes de que el gran protagonista es el Espíritu Santo, él nos guiará y nos capacitará para caminar juntos, pues sin el Espíritu Santo no habrá Sínodo, será aquel que nos guíe hacia donde Dios quiere, y no hacia donde nos llevarían nuestras ideas y nuestros gustos personales.

Ángel Fernández Mellado